Última hora: Una empresa lanza una oferta de trabajo y no se presenta nadie: El único requisito para el puesto era “estar psicológicamente sano”.

El director de RRHH (Recursos Humanos al cuadrado) de la citada empresa ha intentado suicidarse comiéndose de una tacada trescientos tests que tenía preparados para la selección previa de los supuestos aspirantes. Fue salvado in extremis por su secretaria, que volvía del lavabo después de intentarse cortar las venas con el cepillo de dientes.

La plaza sigue estando vacante, a la espera de que algún psiquiatra certifique la idoneidad de cualquier candidato que quiera presentarse, si bien es cierto que el listón ha bajado bastante desde la última convocatoria.

En estos momentos, el anuncio dice así: «Se busca persona humana que levante más de un metro del suelo y desprenda calor, para trabajo fácil, bien remunerado y con proyección de futuro.»

XAVI DEMELO. Inestable psicológico.

Imagen de OpenClipart-Vectors en Pixabay

Anda, haz algún comentario, no seas rancio...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies