HORÓSCOPO DE JULIO

Aries: Tu ciclo de reencarnaciones en humanos toca a su fin, así que vete mirando documentales del National Geographic para inspirarte y prepararte para lo que venga. ¡Ah! Y también de geología, no sea que te toque reencarnarte en un mineral. O piedra, hablando en cristiano.

Tauro: Tu tozudez en la cuestión de meditar en los transportes públicos hace que te pases de estación constantemente y llegues tarde a todas partes. Y como excusa por tu tardanza… francamente, las hemos oído mejores. Así que no te extrañe ni te quejes si te echan del trabajo, te deja tu mujer y tus hijos acampan a la salida de la escuela, como muda reivindicación por tus horarios.

Géminis: Cambiar de opinión constantemente es un coñazo para los demás, y lo de querer cambiar la papeleta del voto una vez estaba en la urna fue la gota que colmó el vaso. Amiga mía: la opinión es como el ombligo, todo el mundo tiene una, y maldita la falta que le hizo desde que nació.

Cáncer: Llorar a moco tendido, hipando fuertemente y gastando kleenex de forma tan poco respetuosa con el medio ambiente mientras visionas esos dramones que te gustan tanto de las sobremesas televisivas, acabará con la paciencia de los que te rodean. Incluso, si me apuras, acabará con los que te rodean, que cada vez son menos.

Leo: Lo de que estás hecho a imagen y semejanza de Dios, en tu caso no son más que palabras, así que por favor córtate el pelo, aféitate, quítate esa túnica roñosa y deja de predicar en el parque, frente al pipican.

Virgo: Deja de contar la cubertería cuando los invitados se van de tu casa. Ni que fuera de plata, joder. Y lo del detector de metales en la puerta nos parece de muy mal gusto, la verdad.

Libra: Tu empeño en buscar justicia allí donde no la hay nos tiene a todos más que hartos. ¿Por qué no te compras un traje de superhéroe y que te den de hostias unas cuantas veces, a ver si aprendes a aceptar que la justicia no existe?

Escorpio: Ya sabemos que eres un buen amante, no hace falta que pongas «latin lover» en tu tarjeta de presentación. La verdad; suena fatuo, ridículo y te pone en un doble compromiso ante cualquier gatillazo ocasional. O recurrente.

Sagitario: Tu afán de viajar a países exóticos infectados por el coronavirus como polizón en barcos mercantes puede acabar con una neumonía debido a las humedades en las bodegas de estos buques. Si en pleno viaje oyes toser a distancia comprueba que no sea el eco de tu propia tos, en caso negativo, por lo menos podrás hacer amigos durante la travesía. Aunque no te podemos asegurar que duren mucho. Ni tú tampoco.

Capricornio: Ese negocio que acabas de montar de fisioterapia con animales invertebrados tiene los días contados. Lamentamos decírtelo nosotros, pero para algo nos pagan. Y hablando de pagar, quizá tengas que venderte las vértebras (las tuyas), para pagar las deudas.

Acuario: El curso que hiciste para aprender a decir «No» te está creando muchos problemas. El décimo de lotería que rechazaste el otro día estaba premiado, y el novio que dejaste, ese que odias, fue quien lo compró. Y lo peor de todo: El terapeuta que impartía el curso nunca dice que no mientras le paguen.

Piscis: Amiga Piscis, eres una brujita mala: Tus hechizos, aparentemente inocentes e inocuos, han convertido al gato del vecino en una figura de porcelana de dudoso gusto decorativo. Sí, ya sabemos que maullaba por las noches, pero es un gato… ¿Qué va a hacer por las noches? ¿Ladrar? Anda, pronuncia el hechizo al revés y devuelve el animalito a su apariencia natural.

XAVI DEMELO. Astróloco.

Imagen de Gerhard G. en Pixabay

Anda, haz algún comentario, no seas rancio...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies