Nuevas restricciones emocionales: El sentido del ridículo solo podrá tener efecto durante cinco minutos.

Nuevas restricciones emocionales impuestas por la OMP

La OMP (Organización Mundial de Psquiatría) así lo ha manifestado en un comunicado emitido esta mañana para la prensa internacional: «Ante el desgaste emocional que este sentido causa a una gran mayoría de la población mundial, hemos decidido acortar la duración de sus efectos, en un ambicioso intento por paliar dicho desgaste» – han sido las palabras de su presidente, el doctor Tadeus Foolness, el cual ha comparecido ante la prensa vestido de lagarterana y con un sombrero del Tío Sam tan andrajoso, que más bien parecía el del Tío Tom.

Se teme que esta medida cause un gran impacto en la sociedad y pueda cambiar de manera profunda sus costumbres. Sin ir más lejos, se ha observado un aumento de pieles de plátano en el pavimento de las zonas peatonales por donde pasa mucha gente y los ayuntamientos comienzan a instalar las llamadas «cabinas de los cinco minutos de la vergüenza», donde los que resbalen y caigan al suelo podrán refugiarse durante ese lapso de tiempo.

Después de meter la pata, tampoco se podrá uno sonrojar más de cinco minutos, exceptuando a Donald Trump, a quien se le permitirá estar rojo siempre y seguir haciendo el ridículo el tiempo que haga falta, por considerarlo un caso perdido. «Milagros, a Lourdes» – ha aclarado el doctor Foolness.

«Esto no quiere decir que vaya a ser Carnaval todo el año» – ha advertido la portavoz de la OMP, Laura Pastilla, cuando su presidente ha bajado de la tribuna de oradores y ha comenzado a cantar a grito pelado «La gallina Turuleca», mientras improvisaba un baile con una mujerona del público.

Según fuentes cercanas a la OMP, el próximo paso será prohibir por completo la vergüenza ajena. Para ello «se está estudiando retirar de sus funciones a toda la clase política mundial y sustituirlos por payasos de verdad», ha asegurado dicha fuente, la cual, dicho sea de paso, no paraba de manar información.

Hasta que nos hemos hartado de apuntar y de grabar. Que uno tiene derecho a tomarse un descanso, ¿no? Cinco minutos…

XAVI DEMELO. Reportero infiltrado en la OMP como paciente.

Imagen de Сергей Корчанов en Pixabay

Anda, haz algún comentario, no seas rancio...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies