El pleito por la propiedad del Teléfono de la Esperanza llega al Tribunal Supremo

La Esperanza declara ser la propietaria por “derecho nominal”.

Esperanza Valiente Mía, alias “La Esperanza”, vecina de Portugalete, lleva años pleiteando por los derechos de dicha institución, que, según ella, le han sido usurpados desde hace décadas. “Usan mi nombre un montón de veces al día en conversaciones con gente depresiva y de tendencias suicidas. Esto tiene que terminar”, declaró, visiblemente enfadada.

Ante la pregunta de uno de los periodistas (del Mundo Today, seguro, y es que tienen un ego…) de qué haría en el caso de ganar el juicio, la Esperanza respondió, sin pensárselo dos veces: “¡Cambiarle el nombre, por supuesto! Le pondría “El teléfono de la Pepa”, que es una vecina de mi escalera chismosa como ella sola, que va detrás de mi marido, el pobre, un santo bajado del cielo… ¡Se va a enterar de lo que vale un nombre! – tras de lo cual, añadió, en voz alta y clara, como para que la oyeran desde Portugalete:” ¡Que te jodan, Pepa!”

Los responsables actuales del teléfono de la Esperanza no han querido hacer declaraciones al respecto, pero fuentes bien informadas nos han asegurado que conocen perfectamente a la susodicha: “Suele llamar tres o cuatro veces por semana, se identifica como la jefa, o la dueña, depende del día. Y nos pregunta cómo va todo, nos pasa revista, por así decirlo. Nosotros le seguimos la corriente hasta que se calma. 

Excepto cuando le da por hablarnos de la Pepa. Entonces se vuelve insoportable, se transforma. A veces le ponemos una grabación y nos vamos a tomar unas copas. Después de todo, somos humanos”

Xavi Demelo. Asuntos Vecinales y Telecomunicaciones.

3 comentarios en “El pleito por la propiedad del Teléfono de la Esperanza llega al Tribunal Supremo

  • el 17/05/2020 a las 11:20
    Permalink

    Soy la Pepa, por alusiones, respondo:

    Todo lo que dice la Esperanza es verdad, sufro de incontinencia verbal sobre los asuntos de los demás, diagnosticada y todo.

    Y lo de «que te jodan, Pepa» también es verdad, puesto que me he trajinado a su marido hasta en el hueco del ascensor mientras lo estaban reparando.

    Me merezco que le pongan mi nombre al teléfono ese…

    Respuesta
  • el 17/05/2020 a las 11:21
    Permalink

    ¡Viva la Pepa…! Hics…

    Respuesta

Anda, haz algún comentario, no seas rancio...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies